• Ana Schwartz

PUNAKAIKI, PANCAKE ROCKS Y PUNAKAIKI CAVERN

¡ALERTA DE SANDFLIES!


Las sandflies o moscas de arena son unas pequeñas moscas con el aspecto de una mosca normal en miniatura pero con una diferencia. Si, son igual de pesadas que las normales pero es que las hembras de las sandlies pican porque necesitan una proteína que tenemos en nuestra sangre para completar su ciclo reproductivo. No sólo es que piquen, sino que además producen una erupción que dura y pica durante varios días.


Para tratar los síntomas sirve cualquier pomada antihistamínica, pero es conveniente usar repelente de insectos y mosquitos ya que son muy eficaces. Las sandflies viven tanto en playa como en la montaña, pero especialmente en la costa oeste de la isla sur y Fiorland son una auténtica pesadilla.En verano sobre todo.

Nosotros hemos comprado el repelente y la pomada en una farmacia, y ya a partir de Punakaiki hacia abajo nos lo hemos aplicado. Aunque en invierno hay muchísimas menos que en verano, alguno de nosotros recibió su picadura por no aplicarse el repelente. Una hora de exposición de la piel en el país de las Sandflies y tendrás una legión de protuberancias con hiperpicazón, especialmente en los tobillos, que te molestará durante el resto de tu viaje por la isla sur. Póntelo antes de que anochezca, ya que estos vampiros se dan un festín por la noche. Y por supuesto todas las ventanas y puerta de la caravana siempre con la mosquitera puesta. En las recomendaciones, te indican que odian el viento y la lluvia, y se aconseja viajar en temporada baja.

Una vez llegas a Wanaka desaparecen, y en Queenstown relativamente también está libre de sandflies. Pero una vez que llegas a Te Anau y Milford Sound prepárate para la peor zona de Nueva Zelanda respecto a estas moscas. Lo bueno de Milford Sound es que te devoran en cuanto te bajas del coche, pero una vez subes al barco que recorre los fiordos, desaparecen.


De Marahau a Punakaiki tardamos aproximadamente unas cinco horas, entre que paramos a comer y ver alguna cascada que nos encontramos de camino.


En la costa oeste hay dos ciudades principales, Westport y Greymouth, ninguna de las dos ofrecen grandes cosas que ver para los viajeros excepto supermercados, gasolineras etc. En esta ruta te encuentras con un montón de cuevas, cascadas y excursiones que puedes explorar. La lista es interminable en toda Nueva Zelanda. Nosotros nos paramos en "Maruia Falls", aquí comimos en el parking y bajamos por la pista que llega a la base de la catarata en tres minutos. Estas cataratas se originaron debido a un terremoto en 1929 que golpeó el área. El terremoto causó un deslizamiento de tierra masivo al este del río Maruia que cambió su cauce a través de lo que era un prado.

La parte más interesante del recorrido de hoy está en Punakaiki y sus Pancakes rocks, una zona costera que se encuentra dentro del parque nacional de Paparoa.


Punakaiki es conocido sobre todo por Pancake Rocks

Se trata de unas enormes formaciones rocosas con forma de panqueques, donde columnas de agua se disparan hacia el cielo desde estas piedras que parecen pilas gigantes de panqueques. Para poder disfrutar de este espectáculo natural de géiseres marinos de Punakaiki hay que ir a visitarlo con la marea alta. Una experiencia imperdible de la costa oeste.

Con la marea baja o media son simplemente un montón de piedra caliza en capas, pero durante la marea alta, cobra vida como un monstruo retumbante. Suele estar muy concurrido en verano, pero en invierno practicamente lo puedes disfrutar en solitario.

A medida que te acercas a los miradores situados a lo largo del paseo pavimentado, comenzarás a sentir el suelo temblando y los graves profundos de las cavernas subterráneas explotando con el oleaje. Tienes una sensación tremenda...mucho más de lo que todas las fotos pueden mostrar. El mar zumba a medida que surge por las ranuras de la piedra caliza, silba cuando comienza a soplar y luego hace estallar una erupción de agua de mar en cascada. Segundos después, una niebla de spray salado hará cosquillas a todos en plataforma del mirador. ¡completamente fabuloso! Si estás allí con la marea alta...







Llegamos sobre las cuatro de la tarde a Punakaiki, y fuimos a visitar Pancake Rocks, el acceso es gratuito, pero la marea estaba baja, así que decidimos pasar la noche aquí ya que al día siguiente a las 10:08 vuelve a estar alta. Aprovechamos para comprar algunos souvenirs en una de las tiendas y pasar por el centro de visitantes para infomarnos de las mareas y de un trekking muy populrar que queríamos hacer al día siguiente, el "Truman Track". Allí nos informan que este track lleva tiempo cerrado por desprendimientos, y no es seguro visitarlo ahora. A cambio nos sugiere visitar una pequeña cueva que se encuentra a 15 minutos andando por la carretera, la Punakaiki Cavern.

Empieza a llover cada vez más fuerte, así que nos vamos a un camping low cost cercano, y tal como indicaba el cartel, Bruce vino por la noche a nuestra caravana a cobrarnos la estancia en efectivo. Una vez más, sólo estábamos nosotros pasando la noche allí. Esa noche es la que más nos llueve en todo el viaje.



Al día siguiente desayunamos pancakes típicos de la cafetería que se encuentra justo a la entrada de Pancake rocks mientras esperábamos el momento de la pleamar. Desde la cafetería podemos ver como llegan algunos autobuses llenos de gente para visitarlo.

Una vez que se van, entramos nuevamente y ahora sí podemos disfrutar del espectáculo.




A continuación fuimos a visitar la cueva que nos había recomendado la guía del centro de visitantes. Con los frontales conseguimos llegar hasta el final, no era muy grande pero nos encanta una cueva, y estuvo entretenido. Ya le hemos cogido el truco a sacar fotos dentro de una cueva colocando los frontales en el suelo y dirigiendo su luz hacia las paredes ;).




A*viajarquesondosdías creado por A*Schwartz

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now