• Ana Schwartz

LLEGADA A LA ISLA SUR, PICTON, PELORUS BRIDGE, NELSON Y KAITERITERI



Llegamos a Picton sobre las 12 de la mañana, pero entre que salimos del barco etc sobre las 13:00 horas cogimos carretera en dirección a Kaiteriteri, para visitar el parque Abel Tasman al día siguiente.

Justo en ese momento comenzó una tormenta bastante fuerte, llovía muchísimo, se oscureció el cielo y había rayos y truenos. Se estaba poniendo un poco peligroso el estar conduciendo con el tiempo así, y decidimos irnos directamente a un camping que estaba a una hora de Picton y nos cogía de camino. El camping (de pago) se encuentra en la reserva natural de Pelorus Bridge, y según nuestra guía, los viajeros extranjeros suelen pasar de largo, los lugareños lo saben, y les encanta.

Lo que encuentras aquí es el cristalino río Pelorus que serpentea sinuoso a través de uno de los bosques vírgenes más accesibles de la isla sur. Dicen que es el agua más cálida que vas a encontrar en esta isla, si no estás dispuesto a sumergirte aquí, probablemente no lo harás en otro sitio de la isla sur. Una experiencia 100% pura Nueva Zelanda.

Por si no fuera suficiente, también tiene unas rutas de senderismo muy agradables para todos los niveles. Y al estar a una hora de Picton, es ideal para pasar la primera noche en la isla.

LLegamos sobre las 2 de la tarde al camping, no paraba de llover y nos habíamos quedado sin gas. En la recepción nos indican que estamos solos en el camping y podemos elegir, dependiendo de si queremos conectarnos o no a la electricidad, quedarnos al lado del río o dentro del bosque.

No sé porqué pero en casi todos los campings las zonas más bonitas para aparcar son las que no puedes enchufarte a la corriente.

La chica nos recomendó que debido a la tormenta era muchos más seguro y recomendable que nos enchufáramos.

Estábamos en medio de un bosque, nos situamos al lado de un baño que aunque no estaba totalmente cerrado, también tenía ducha. Hacía mucho frío y llovía pero nos duchamos allí y luego nos fuimos a la cocina común a preparar la cena. La cocina estaba enfrente del río, en un sitio precioso.










Al día siguiente, por fin había parado de llover y pudimos hacer uno de los senderos de la zona que conducen al puente y atraviesa el bosque. Sobre hora y media estuvimos caminando entre helechos y bordeando el río hasta llegar a Pelorus Bridge, disfrutando de un paisaje espectacular. Luego los chicos decidieron bañarse en el río, y parece que el agua estaba congelada, pero se diviertieron un rato. Aquí el agua es de un color verde intenso, a diferencia de otras zonas de la isla en que es totalmente azul. El bosque, el río y el camping para nosotros solos, una gozada. No me imagino lo que tiene que ser esa cocina en verano llena de gente.











De aquí nos dirigimos a la ciudad de Nelson para recargar la bombona de gas en una gasolinera. Los chicos quisieron ir a un sitio de camas elásticas mientras tanto, así que los dejamos durante una hora allí. Por fin veíamos el cielo azul en la isla sur, después de la tormenta de ayer.

Después de esta parada técnica nos dirigimos a la entrada sur del parque Abel Tasman a pasar la noche en el pueblo de Kaiteriteri, que se encuentra a hora y media de Nelson.

El pueblo soleado de Kaiteriteri, con su hermosa playa de arena dorada, es el punto de partida ideal para viajes al parque nacional Abel Tasman.

Llegamos ya atardeciendo y nos quedamos en un camping en primera línea de playa, "Kaiteriteri recreation reserve", también de pago. Es en este camping donde vemos además por primera vez las duchas de pago, en cada una hay una cajita para meter una moneda para que salga el agua. En este caso la hot shower era de pago, y la cold shower era gratis. Allí nos informaron de las opciones para visitar el parque al día siguiente. Aprovechamos la dump station del camping para rellenar y vaciar los depósitos de agua.

La principal puerta de entrada al Abel Tasman se encuentra en Marahau, desde aquí se puede tomar un water taxi para entrar al parque o alquilar un kayak. Marahau se encuentra a 10 minutos de Kaiteriteri. También se puede entrar caminando al parque, pero no hay más formas de entrar, no hay acceso para vehículos. En el siguiente post explico detalladamente nuestra experiencia dentro del parque, aunque nos llovió, lo disfrutamos bastante.








0 vistas

A*viajarquesondosdías creado por A*Schwartz

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now