• Ana Schwartz

HIMATANGI BEACH, WELLINGTON, CRUCE A PICTON EN LA ISLA SUR EN EL FERRY INTERISLANDER

Desde Tongariro a Wellington se tarda cuatro horas. Hoy pensábamos hacer el cruce alpino de Tongariro, pero como no es posible por las condiciones meteorológicas, vamos a hacer noche en el camino para conocer algo más de la isla norte antes de coger el ferry a la isla sur desde Wellington. Aprovechamos para ir de nuevo a una dump station, al supermercado y a una lavandería. Tras todo esto y después de dos horas conduciendo llegamos a Himatangi Beach. Este encantador pueblo costero alberga uno de los campos de dunas de arena más grandes del hemisferio sur con más de 20 kilómetros de largo.



Típico de la costa oeste salvaje, la playa de Himatangi es ideal para pescar, caminar, practicar kayak y más. Se permite el acceso a lo largo de la playa de vehículos y te puedes encontrar madera de deriva de gran tamaño a lo largo de toda la playa.


La costa fue una vez un lugar de reunión estacional para los maoríes locales que capturaban peces y mariscos allí, dejando las conchas en pilas llamados basureros. Sin darse cuenta crearon un registro arqueológico de cómo era el área. Los basureros más antiguos conocidos se pueden encontrar cerca de una serie de lagunas a 4 kilómetros tierra adentro, lo que indica donde estaba la línea de la playa hace 500 años.





Nos quedamos en el camping "Himatangi Beach". En su web se ofrecen como el lugar perfecto para detenerse después de hacer el cruce de Tongariro, o antes de navegar por el estrecho de Cook en el ferry entre islas, o simplemente para escapar de todo.

Sus dueños han recibido premios por su hospitalidad, y se encuentra justo al lado de la playa. Es un camping sencillo, pero de los más completos que visitamos, muy agradable.





Por la mañana salimos temprano hacia Wellington, otras dos horas de carretera nos esperan. Tras alguna parada técnica, y una vez allí, nos dirigimos a un taller que nos han indicado los del seguro. A ver si nos pueden arreglar el golpe que recibió la puerta del depósito de gas en el accidente que tuvimos en Waitomo. El mecánico tras echarle un ojo, nos dice que es una reparación que llevaría varios días, así que las opciones son dejarla así todo el viaje, o ir a Christchurch en la isla sur, y cambiar la caravana por otra. Como Christchurch es la ciudad donde está el aeropuerto por el que vamos a volver a España, está al final de nuestro itinerario, así que preferimos quedarnos con nuestra caravana tal como está.



Nos vamos al centro de Wellington y aparcamos en un parking al lado del muelle. La ciudad es la capital de Nueva Zelanda y se encuentra en el extremo sur de la isla norte.

Wellington puede presumir de un emplazamiento único, entre un puerto radiante y colinas que lucen un verde intenso. Nosotros quisimos aprovechar para dar una vuelta por la ciudad y hacer algunas compras. Hemos visto que hay unas cuantas tiendas de deportes de montaña, y por supuesto queríamos pasar también por la tienda de los All Blacks, el famoso equipo de rugby del país. Durante nuestra estancia de un mes sólo hubo un partido de los All Blacks en la isla norte, y nosotros ya nos encontraríamos en la isla sur, así que nos quedamos con las ganas de verlos. A ellos y a su haka ;)


Al final compramos la camiseta oficial de los All Blacks, y unos pantalones para esquiar para los chicos (que no tenían) a muy buen precio. ¡Y vaya si los amortizaron en la isla sur!


Merendamos en un local de la ciudad y antes de recoger la caravana del parking dImos un paseo por el muelle también. Ya empieza a atardecer así que nos dirigimos al "camping" donde vamos a pasar la noche. De nuevo se trata simplemente de un parking en el muelle deportivo, es gratuito y se encuentra muy cerca del ferry que vamos a coger mañana para cruzar a la isla sur.


Para cruzar entre ambas islas hay dos ferrys: El interislander y el Bluebridge. Ambos hacen el trayecto Wellington-Picton. El interislander hace más viajes, es más caro y tarda 3 horas. El Bluebridge hace menos viajes, es más barato y tarda 3 horas y media.

Nosotros optamos por el interislander que sale a las 9 de la mañana. Una hora antes hay que estar allí para embarcar con la caravana y ponerte a la cola para entrar al barco. Durante el trayecto dispones de wifi ilimitado y gratuito. Se puede salir a cubierta y disfrutar del estrecho de Cook. Luego conforme vas llegando a la isla sur, el ferry se adentra en las rías del Queen Charlotte Sound, donde se empieza a apreciar el aspecto más salvaje de la isla sur.

Aún no ha amanecido cuando llegamos al ferry para hacer el chek-in. Nos indican que nos pongamos en la fila exclusiva para caravanas, que son la mayoría de los vehículos esperando para entrar al barco. Por fin una vez aparcada la caravana dentro, podemos disfrutar del trayecto y las vistas.










A*viajarquesondosdías creado por A*Schwartz

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now